Botellas blandas (Soft flask)

El otro sistema de hidratación, con las botellas blandas (soft flask).

Estas botellas suelen tener un 500 ml de capacidad máxima, y llevando un par de ellas en la mochila dispondremos de un máximo de 1L.

Son muy ligeras y apenas ocupan espacio extra, a medida que se vacían pierden su volumen.

Existen algunas de estas botellas, que incluyen una pajita, proporcionándote una mayor comodidad a la hora de hidratarte. Esta opción es muy recomendable para las ultras, donde cualquier movimiento que evitemos es un ahorro de energía.